Publicado en Vida Cristiana

LA HECHURA DEL MINISTERIO

“Después subió al monte, y llamó a sí a los que él quiso; y vinieron a él. Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar, y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios: (…)” Marcos‬ ‭3:13-15‬ ‭RVR1960‬‬

En un monte, probablemente de las ciudades de Capernaum, y en medio de un grupo mayor de discípulos, el Señor Jesús en un acto explícito de su voluntad hizo una elección trascendental. La importancia tiene que ver con el papel y alcance de estos ministerios para el cristianismo de siempre, estos son parte del fundamento irrepetible de la iglesia (Ef 2:20). Estos doce se asociarían con El y recibieron un entrenamiento especial durante su ministerio (Lc 6:40). El término “estableció“, se traduce del verbo griego “epoisen“, eligió, literalmente significa “hizo“. El ministerio se hace y siempre está en confección, desde la cuna hasta la tumba; los ministros recibimos la comisión de gastar nuestra vida para otros. Este llamado de los apóstoles del cordero nos ilustran lo fundamental y la constante de un ministerio que se mantendrá en la tarea encomendada. La narración de Marcos de este acontecimiento nos presenta tres consideraciones para mantener y desarrollar un ministerio en el querer y hacer del Señor.

El ministerio es resultado del llamado: “y llamó a sí a los que él quiso” (v13b), está frase enfatiza el hecho de que Jesus actuó según su propio interés soberano cuando “llamó … Y estableció…” (Jn 15:16).

El ministerio se hace y siempre está en confección; desde la cuna hasta la tumba. Ministrar es gastar nuestra vida para otros, por el llamado del Señor.

Lo primero a considerar es el material del ministerio; habló de la sana y básica respuesta al llamado: LA VOLUNTAD DISPUESTA “y vinieron a él.” En su soberana voluntad designa a algunos para entrar en el proceso de servir y no les habla de inmediato del futuro exitoso del ministro moderno, no les entrega promesas rinbonbantes de éxitos y de fama mundanos, pero la respuesta de ellos fue inmediata y ejemplificante. Esta repuesta no es solo al principio del llamado, está es una voluntad dispuesta de hombres disponibles para lo requerido por el deber continuo y necesario de todos los días mientras servimos: “cuiden del rebaño que Dios les ha encomendado. Háganlo con gusto, no de mala gana ni por el beneficio personal que puedan obtener de ello, sino porque están deseosos de servir a Dios.” (‭‭1 Pedro‬ ‭5:2‬ ‭NTV)‬‬. Esa voluntad férrea hasta el final, ardiente y constante con tal de servir al Señor. Servir al Señor con una voluntad pronta y animosa es el camino al pago y aquellos que han recibido la obligación y que cumplen solo por obligación han de alegrarse con solo el cumplimiento del deber como su pago (1Co 9:17-18).

La voluntad dispuesta requiere del deber continuo y necesario de todos los días mientras sirves.

El ministerio tiene una costura: ELVÍNCULO ESENCIAL. “Para que estuviesen con él“, esta declaración Escritural es determinante y define la naturaleza del llamado, una amistad con el Señor. Dios trabaja con amigos y a través de amigos. El ministerio fluye en la relación entre el Señor Jesus y sus discípulos “Juan 15:15 Ya no os llamaré siervos, (…); pero os he llamado amigos, (…).“. Los siervos simplemente hacen lo que se les manda a hacer, a veces sin comprenderlo, Jesús desea una obediencia de los ministros a un nivel más alto, que es el de la confianza mutua y la amistad de los que le siguen (1Ti 1:12; Stg 2:23).

Un ministro qué pasa tiempo con él se le notara, se le notara Jesus; un ministro amigo de Dios, se le notara Jesus en el carácter, en su manera de hablar, en su vida y su mensaje (Mt 26:72; Hch 4:13). Seamos ministros que se les nota Jesus, esa clase de ministros no pierde su tiempo de oración a solas, su nutrición bíblica, su tiempo de instrucción personal (1Ti 4:13-16).

Un ministro qué pasa tiempo con él se le notara, se le notara Jesus; un ministro amigo de Dios, se le notará Dios.

El siguiente punto a considerar nos presenta el diseño: “y para enviarlos a predicar,”  Está instancia del ministerio se relaciona con los hombres, las dos primeras tienen estrecha relación con Dios, la que sigue con relación a los hombres. LA VISIÓN ENFOCADA. Pienso que la iglesia sufre tanto por ministerios ciegos, miopes como por ministerios desenfocados. Son ministros sufrientes de un “astigmatismo espiritual“. Logran ver algunos aspectos del plan de Dios, perciben alguna formas de la sana doctrina y predican las promesas de la fe prescindiendo de su demandas, con su corazón torcido por la fama, la prosperidad a todo costó, los números (los cuales dicen algo, pero no dicen todo) deforman la imágen y dejan poco claro el contorno del ministerio y su santo fin.

Los ministros con una visión clara tienen fines claros:

  • Apunta su energía en hacer discípulos, no en ganar creyentes (Jn 4:1; 3:22,26)
  • Centra su agenda en evangelizar, no en lo eclesial (1Co 1:17)
  • Proyecta la tarea en instruir nuevos ministros, no en mantener seguidores (Ef 4:11-13; 1Ti 4:13-16)

Un ministerio que no se enfoca en la visión del Señor sino en la propia o en la de su organización, tarde o más bien temprano, su maldad se manifestará y lo alcanzará (2R 7:8-9). 

El Señor diseñador divino sigue trabajando en nuestros ministerios y tal vez hemos dejado que algunas estaciones o desviaciones en el camino nos hayan hecho perder el norte de nuestros llamados, pero ahora y sin dilaciones prosiga a alcanzar la meta con disposicion ferrea y enfoque Biblico para no ser descalificados (1Co 9:26-27).

Hay una cuarta consideración el patrón: LA VIRTUD DEL MINISTERIO, de esto hablaré en un próximo artículo, este demanda mayor espacio.

Suyo en Cristo,

Paul Wilbor

Anuncios

Autor:

Predicador y maestro por llamado, pastor por ordenación y obispo por designación. Iglesia Bautista Ekklesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s