Publicado en Sin categoría

LA RIQUEZA LITERARIA DE PABLO

El apóstol Pablo empleo citas que no son “bíblicas”, por su entendido y conocido origen, más bien se nota la basta capacidad del hombre de Dios como letrado escritor. Citó autores destacados mencionandolos en cuatro oportunidades, o por lo menos hizo alusión, a tres poetas y griegos y un pensador Romano anteriores a sus días.

“En él vivimos, y nos movemos, y somos” (Hechos 17:28)

Durante su discurso en el Areópago usó las palabras de los “propios poetas” de los atenienses. “En él vivimos, y nos movemos, y somos” (Hechos 17:28) es una expresión de Epiménides de Cnosos (Creta), filósofo y poeta del siglo VI a. C.



”Linaje suyo somos” (Hechos 17:28)

“Linaje suyo somos” (Hechos 17:28) son palabras de Arato de Cilicia (315-245 a. C.) registradas en su obra titulada Fenómenos.



”Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Coríntios 15:33)

“Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Coríntios 15:33) es un dicho – que quizá llegó a convertirse en un refrán popular – del poeta ateniense Menandro (343-280 a. C.).

”*Los cretenses, siempre mentirosos, malas bestias, glotones ociosos*” (Tito 1:12), es también una cita de Epiménides de Creta, “propio profeta” de sus conciudadanos. 

“Comamos y bebamos que mañana moriremos” (1Co 15:32)

“Comamos y bebamos que mañana moriremos” (1Co 15:32) El 7 de diciembre de 43 a. C.: muere Marco Tulio #Cicerón (n. 106 a. C.). Jurista, político, filósofo, escritor, y orador romano. Es considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín de la República romana.

 

Es sumamente importante y evidente que estas citas no tuvieron el propósito de dar validez de estos autores como divinamente inspirados. Pablo simplemente citaba autores paganos para ilustrar la enseñanza más elevada que él estaba presentando. El jamás hizo una “mezcla” de “los dogmas de la filosofía” con las verdades reveladas. Sin dudas, reconocía la aplicación de estas frases como pertinentes y serviles al propósito superior. Tomas de Aquino afirmó: Omne verum, a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est” Toda verdad, dígala quien la diga, viene del Espíritu Santo.


Suyo en Cristo 

Mg. Paul Wilbor ✍🏾️

 @paulwilbor

Anuncios
Publicado en Sin categoría

El Fundamento De La Oración (2)

EL CONSTRUCTOR EN ORACIÓN
En la primera entrada revisamos el testimonio bíblico sobre la práctica de oración de Daniel, dejándonos como enseñanza que la oración en todo tiempo y bajo cualquier circunstancia es fundamental. En esta ocasión examinamos la vida de oracion de Nehemias el cortesano, constructor y líder. Nehemías ejemplifica las obras de su corazón en la administración de los asuntos públicos y del ministerio con muchas reflexiones. Sus memorias personales ocupan gran parte del modelo vigente de un ministro devoto.

Este Judío exiliado, fue copero del rey Artajerjes I (465–424 a.C.), quien lo hizo gobernador de Judea en el 445 a.C. (Neh 2:1). Impulsó la reconstrucción de la muralla y el compromiso del pueblo con la ley de Moisés (Neh 5.14).

Nehemías ha sido un modelo para estudios completos de liderazgo funcional y muy práctico. Los estudios serios no omiten la vida de oración de ese constructor inspirado.

CIMENTO LA OBRA EN LA ORACIÓN

Todo constructor inicia su trabajo en un buen cimiento. El diseño, los materiales, los obreros etc son irrelevantes frente a la prioridad del cimiento (Mt 7:24-27). Nehemias el constructor inspirado despertó su acción y ejecutó sus primeros pasos de la reconstrucción bajo el impulso y amparo de una poderosa vida de oración (Neh 1). No hay manera sólida de iniciar un proyecto en cualquier ámbito sin la verdadera y poderosa experiencia de la oración. Aquel, que proclamaba con el significado de su nombre “Dios Consuela”, era consolado a través de la experiencia de la oración (Stg 5:13).

DISEÑÓ EL PLAN EN LA ORACIÓN

La pena y tristeza se notaba en la expresión de Nehemías; cuán sorprendido se halló el fiel sirviente con las palabra del rey indagando sobre la razón de su pesar. “2:4 Me dijo el rey: ¿Qué cosa pides? Entonces oré al Dios de los cielos,” Con muy poco tiempo para pensar, Nehemías oró a Dios rápidamente. No se confunda no fue un titubeo en el plan de acción, la oración es la pausa de fortaleza para emprender los grandes proyectos. Luego, el sencillo hombre de Dios puedo definir: lugar y objeto general v5; tiempo de inicio y de final v6. Solo con una dependiente relación con Dios se puede responder preguntas con tanta firmeza que luego se ejecutan y se cumplen a cabalidad (Sal 37:4; Pr 3:5-10)

EDIFICO EN LA ORACIÓN

Nehemías en 4.4-5, 9; 5:19; 6:14 no se permitía la posibilidad de detenerse o retroceder en el plan de edificación, así que está clamando buscando la fortaleza y pidiendo, no por venganza, sino que pide que la justicia de Dios se imponga sobre los enemigos. Su oración es similar a muchas de las peticiones de David (véase la nota a Salmo 7:1-6). Su oración, clamando por el castigo de los enemigos de la causa de Dios, puede que haya sido influenciada por el Salmo 109, que es un llamado al juicio contra los enemigos de la causa de Dios.

Ocho veces leemos en este libro que oró espontáneamente y las últimas oraciones registradas en el libro nos relatan a un líder que se mantuvo adornando su servicio para el Señor como una ofrenda que se embellecen con la misericordia de Dios (13.14, 22, 29).
Suyo en Cristo

Publicado en Sin categoría

Sobre el matrimonio LGTBI

Después del largo debate y finalmente la desafortunada aprobación del “matrimonio” para la comunidad LGTBI, por parte de la corte constitucional, posando ella de ultra-liberal y de vanguardista sexual, me insta a expresarme sobre la inconveniencia de legalizar las uniones homosexuales.

Este tratado está destinado a la opinión pública en general, pero orientado sobre todo hacia los  miembros de la Iglesias Cristianas. Con este tratado presento, de manera fácil y resumida, razones argumentadas bíblica, psicológica, civil y biológicamente por las cuales se debe rechazar este tipo de uniones.

Estas razones por las cuales el “matrimonio” homosexual  debe ser rechazado sustentan las bases de la institución del matrimonio, el cual universalmente se define y se desarrolla como la unión entre un hombre y una mujer de la cual proceden los hijos.

  1. OFENDE A DIOS
  2. DESVIRTÚA EL MATRIMONIO
  3. VIOLA LA NATURALEZA
  4. INCUMPLE LOS DERECHOS DEL NIÑO
  5. CONVALIDA Y PROMUEVE EL ESTILO DE VIDA HOMOSEXUAL
  6. ES UNA UNION ESTERIL E INANE
  7. VANGUARDIA DEL LIBERTINAJE SEXUAL
  1. OFENDE A DIOS

Las Escrituras determinan categóricamente cuál es la voluntad sobre todos los asuntos del ser humano y dejando muy claro, cuáles son rechazadas e incompatibles con la naturaleza de Dios y la moral de su voluntad. Todo lo pensado, sentido, practicado y omitido que es contrario a las declaraciones de las Escrituras: es pecado (1Jn 3:4, 8-9; 5:17). La práctica homosexual es abierta y enérgicamente condenada en la Biblia (Lev 18:22; 20:13; Gn 19:5; Jue 19:22; 1Re 14:24; Ro 1:26,27; 1Ti 1:10; Jud 1:7), al punto de ser una causal directa que imposibilita la herencia celestial (1Co 6:9).

Esta razón, la más importante, tiene que ver con lo establecido por Dios  (Génesis 1:27-28; 2:24). Por consiguiente, alguien que profesa conciencia, reconocimiento o amor a Dios debe oponer, sin titubeos, a ese “matrimonio”. Lo mismo ratificó y enseñó nuestro Salvador Jesucristo sobre la naturaleza del matrimonio (validez, vigencia, vindicación etc.): “Pero al principio de la creación la creación, varón y hembra los hizo Dios. Por esto dejará el hombre a su padre y su madre, y se unirá a su mujer.” (Marcos 10:6-7).

  1. DESVIRTÚA EL MATRIMONIO

El matrimonio es la unión en consonancia de ser hombre y mujer, para la ejecución del plan divino y humano; plan compuesto por el placer, el progreso, y la procreación, en virtud subyacente del complemento. Es decir, no existe matrimonio sin la conexión complementaria entre los cónyuges (Gén 2:24; 24:58,59; 31:14,15; Sal 45:10; Lv 22:12,13; Dt 4:4; 10:20; Jos 23:8; Sal 45:10; Pr 12:4; 31:10; Hch 11:23; Mal 2:14–16; Mt 19:3–9; Mr. 10:6–12; Ro 7:2; 1 Co 6:16,17; 7:2–4,10; 1 Co 7:11; Ef 5:28–31; 1 Ti 5:14; 1 Pe 3:1–7). Complemento psicológico, emocional, espiritual y biológico. Solo con el complemento amplio y fluido en la pareja (hombre y mujer) se puede ser y vivir el verdadero matrimonio.

Los defensores del “matrimonio” homosexual proponen una unión diferente e incompleta. Proponen la unión entre dos hombres o dos mujeres. Negando las diferencias biológicas, fisiológicas y psicológicas tan obvias entre hombres y mujeres que encuentran su complemento integral en el matrimonio. Por resultante, Dios estableció que el matrimonio fuese una unión íntima de carácter permanente entre hombre y mujer. Ambos seres están diseñados para complementarse a fin de tener hijos y satisfacer mutuamente sus necesidades y deseos de orden espiritual, emocional y sexual.

No todo lo que se denomine “matrimonio” es matrimonio. Y el que se celebre un “matrimonio” no las convierte en algo decente. Dios requiere que “el matrimonio sea honorable entre todos”, lo que excluye las uniones homosexuales, que él encuentra detestables (Hebreos 13:4).

  1. VIOLA LA NATURALEZA

El matrimonio es un espacio donde se comunican y se relacionan la naturaleza masculina y femenina; por lo tanto, el mismo parte de su origen y su esencia natural. El matrimonio es de manufactura divina con miembros naturales y con magníficos propósitos (Génesis 1:27-28; 2:24).  La teología natural dicta en sus postulados básicos que la naturaleza transfiere al ser humano (en él y ella) características distintivas inherentes, que incluyen formas de pensarsentir y actuar en el medio en el cual se desenvuelven.  El ser humano es tendiente a crecer y desarrollarse hasta alcanzar su plenitud, su fin y perfección. Eso coincide con la idea de bien: el bien es aquello que es conveniente para cada cosa porque la lleva a su plenitud. El bien tiene carácter de fin, significa perfección. El precepto más elemental de la ley natural es que “lo bueno debe hacerse y procurarse, y lo malo debe evitarse”. Por su razón natural, el hombre puede percibir lo que es moralmente bueno o malo para él. El apóstol Pablo enseñó en la epístola a los Romanos que la Ley Natural está escrita en el corazón de cada hombre y percibe la ley moral (Ro 2: 14-15). Así, que la humanidad puede saber el fin o el propósito de cada uno de sus actos y cómo es malo moralmente transformar los medios que le ayudan a realizar un acto en el propósito del acto. El “matrimonio” homosexual institucionaliza una práctica contranatural  del propósito del acto sexual y de la unión matrimonial, viola la Ley natural y las normas objetivas de la moralidad. La  naturaleza humana junto con la Ley natural es universal e inmutable. Una acción violatoria de esta naturaleza la deshonra, la degrada y la avergüenza (Ro 1:18-32)

  1. INCUMPLE LOS DERECHOS DEL NIÑO

Para su bienestar, el niño debe ser protegido a través del cumplimiento de sus derechos. La UNICEF reza entre los derechos de los niños(http://unicef.org.co/derechos/derechos/derechos-ninos/), en su artículo 5 La orientación de los padres y las madres, en el art 9 No ser separado de sus padres, en su aplicación se refiere aunque este divorciados padre y madre. No hay un acto más atentatorio contra la salud psicológica y espiritual de un niño que aquel modelo de familia que usurpa el definido natural y humanamente. Estadistas, pensadores, militares, estudiosos y ministros, todos hombres de familia,  afirman y defienden en las Escrituras que la formación de individuos de bien, criados sanos y funcionales socialmente es aquella impartida por mama y papa, en el modelo de matrimonio de hombre y mujer (Gen 31:14-15; 18:19; Exo 12:26-27, 13:14-15; Deu 4:9, 6:7, 6:20-24, 11:19-21; Jos 4:6-7, 4:21-24, 24:15; 1Sa 20:30-34; 1Ch 22:10-13, 28:9-10, 28:20, 29:19; Sal 71:17; 71:18, 78:4-7; Pro 4:1-4, 19:18, 22:6, 22:15, 23:13-14, 29:15, 29:17; Isa 38:19; Ef 6:4; Col 3:21; 2Ti 1:5, 3:15; Heb 12:7-10). Un niño que crece en un modelo anti bíblico, vivirá una infancia desafortunada de tal manera que sus valores serán sodomizados a tal punto que su funcionalidad a futuro le obligara a comportamiento insanos y deplorables (Pro 22:6). Los derechos del niño están conectados con una coherencia sincrónica e interdependiente, de tal forma que la violación de uno afecta el resto de los cuarenta y tres. El “matrimonio” homosexual ignora bienestar de los niños.

  1. CONVALIDA Y PROMUEVE EL ESTILO DE VIDA HOMOSEXUAL

La corte a través de sentencia da validez no sólo a tales uniones, sino además, al estilo de vida homosexual, con todas sus variantes como practicas sanas y morales socialmente. La conciencia moral colectiva ha sido obligada a aceptar la imposición de una práctica, aberrante, contranatural. Cuya fuerza y practica abierta y descarada hace sucumbir a la sociedad en las sombras más oscuras de la perversión. Los países que ya dieron vía libre al matrimonio entre parejas del mismo sexo han sufrido costos sociales y morales incalculables: Holanda lo aprobó en septiembre de 2000. Se han cerrado más de 900 iglesias http://www.noticiacristiana.com/iglesia/2011/05/insolito-900-iglesias-han-sido-cerradas-en-holanda-debido-a-la-falta-de-miembros.html; Bélgica en junio de 2003. Su primer ministro es abiertamente gay y será jurado del certamen míster gay http://www.elmundo.es/loc/2015/03/17/55086d4522601d8c0d8b456c.html; Sudáfrica en noviembre de 2006. La incidencia VIH/SIDA – tasa de incidencia en la población adulta: 29,5%http://www.elmundo.es/elmundosalud/2005/07/11/hepatitissida/1121090216.html; espacio y tiempo nos faltaría de hablar de la multiplicación de la población homosexual en noruega, que aprobó en junio de 2008; la incidencia de la pedofilia en Suecia, aprobó la ley en mayo de 2009; de las muertes violentas creciendo en México, aprobó la ley en diciembre de 2009; los altos niveles de drogadicción y alcohol en la juventud de argentina, junto con el aumento de los bares gays, aprobó la ley en julio de 2010; Dinamarca en junio de 2012 y Uruguay en abril de 2013.

Las consecuencias de la convalidación de la práctica homosexual y su promoción nos presentan que naciones enteras fueron desaparecidas por este comportamiento y sus prácticas simbióticas (Gen 18:20; 19:24-29; Deu 29:23; Isa 1:9, 10; 3:9; 13:19; Jer 49:17, 18; 50:35, 40; Lam 4:6; Eze 16:46-56; Amo 4:11; Sof. 2:9; Mat 10:15; 11:24; Lc 10:12; 17:29; Ro 9:29; 2Pe 2:6; Jud 7). El reconocimiento legal del “matrimonio” homosexual obscurece necesariamente los valores morales básicos, devalúa el matrimonio tradicional, y debilita la moralidad pública, homosexualizando la sociedad. El matrimonio no es la criatura de ningún estado. Al legalizar el “matrimonio” homosexual, el Estado se convierte en su promotor oficial y activo.

  1. ES UNA UNIÓN ESTÉRIL

El “matrimonio” homosexual es intrínsecamente estéril. Si los “cónyuges” desean tener un niño, deben circunvenir la naturaleza por medios costosos y artificiales o deben emplear substitutos. La tendencia natural de tal unión es no crear familias (Gen 1:26-31). El matrimonio natural es usualmente tan fecundo que aquellos a quienes les gustaría frustrar su fin deben violentar la naturaleza para prevenir el nacimiento de los niños usando la contracepción. El matrimonio es naturalmente procreativo y tiende a crear familias. Por consiguiente, es una contradicción absurda llamar matrimonio a la unión de personas del mismo sexo, pues carece de los beneficios naturales del matrimonio verdadero.

  1. AVANZADA DEL LIBERTINAJE SEXUAL

Hoy vemos una revolución sexual nueva donde se le pide a la sociedad que acepte la sodomía y el “matrimonio” de homosexuales (Ro 1:28-32; 2Ti 3). Si el “matrimonio” homosexual es aceptado universalmente como el paso actual en la “libertad” sexual, ¿qué argumentos lógicos pueden  emplearse para detener los pasos siguientes al incesto, la pedofilia, la bestialidad y otras formas de comportamiento antinatural? Por cierto, los elementos radicales de ciertas subculturas de “vanguardia” ya abogan por tales aberraciones. El forzar el “matrimonio” homosexual sobre el pueblo americano aclara cada vez más lo que el activista homosexual Paul Varnell escribió para Chicago Free Press: “El movimiento homosexual, bien sea que lo admitamos o no, no es un movimiento de derechos civiles, ni siquiera es un movimiento de liberación sexual, sino una revolución moral dirigida a cambiar el punto de vista de las personas acerca de la homosexualidad.”